?>

María José Andrés Tarilonte

Contadora de historias

En búsqueda activa de empleo

Puedo decir que soy periodista especializada en televisión o mejor, formo parte de su historia, ya que me he dedicado a observarla, analizarla y contarla desde hace casi tres décadas en distintos medios. Pero esto no quiere decir que esté al día en el ‘salseo’ de presentadores, actores, famosos o lo que se llama la farándula, “¡Un poquito de por favor!”, decía el portero de una popular serie. “Yo aquí he venido a hablar de mi libro”, y quiero contar que me curtí en el oficio de escribir en escenarios ficticios como la consulta del doctor Martín o el barrio de San Genaro, tan reconocibles. Y entre set de grabación y platós de programas di rienda suelta a mi curiosidad y humanidad. Desarrollé así mi empatía, perspicacia y valentía, cualidades que por supuesto no he perdido, y descubrí el poder de la palabra y la comunicación, pero también del respeto, el valor de lo ajeno, la importancia de la escucha, la ausencia de prejuicios… 

Las personas son mi herramienta de trabajo. Como material sensible, he perfeccionado mi capacidad para encontrar esa historia extraordinaria que todos escondemos y que necesita ser contada. También he liderado equipos como responsable de contenidos, y me he especializado en relaciones con plataformas, agencias y management. Y en mi agenda de contactos se mezclan los nombres de amigos y de famosos (“¡Ahora vas y lo cascas!”). 

En este momento de mi carrera, este juego de realidad y ficción se hace necesario. “Kitt (o mundo), te necesito”. Acabo de concluir una etapa, forzada pero necesaria, con la gran familia televisiva, y ahora quiero aplicar todos mis conocimientos, aptitudes y habilidades en otros entornos, como departamentos de comunicación, revistas y webs corporativas, proyectos culturales y sociales, branded content…

Y como boomer, me aplico esa frase de un popular personaje cómico: “Si hay que ir se va, pero si es pa ná, es tontería”. Estoy reforzando el manejo de herramientas digitales imprescindibles y ya cuento con lo fundamental: ¿Quieres que te cuente una historia que impacte, cree engagement y contenga SEO?  

“Y hasta aquí puedo leer”. 

¡Síguenos!